es
Sostenibilidad
Opinamos
Abordar la independencia energética y de materias primas desde la gestión de riesgos de reputación como factor de éxito Abordar la independencia energética y de materias primas desde la gestión de riesgos de reputación como factor de éxito Abordar la independencia energética y de materias primas desde la gestión de riesgos de reputación como factor de éxito
Opinamos

Abordar la independencia energética y de materias primas desde la gestión de riesgos de reputación como factor de éxito

Europa en su conjunto está decidida a abordar el reto de la independencia energética. La realidad de la guerra en Ucrania ha puesto de manifiesto que la fortaleza del bienestar para la UE viene de la capacidad de ganar la mayor autonomía posible frente a terceros países.

No sólo la energía se ha situado en el centro del debate, sino también se ha mostrado, de forma contundente, la debilidad por las crisis de materias primas tanto en alimentación como en minerales y tierras raras.

La obtención de todos estos recursos, energía, alimentos y recursos naturales en su conjunto, sólo será viable y sostenible en el tiempo cuando la planificación esté impregnada de criterios ESG, donde la observancia de los aspectos sociales, ambientales y de gobernanza marquen la directriz.

En este abordaje para la obtención de recursos, experiencias recientes en toda Europa, evidencian que esto no es siempre así. Una gestión inadecuada de riesgos de reputación dan al traste con proyectos que sirven a los objetivos de soberanía alimentaria, energética y de materias primas. Como reflejábamos en el IDEAS+ LLYC La transformación del Activismo, el nuevo entorno digital y el peso del individuo como agente movilizador ganan un papel relevante en los factores a gestionar.

En los últimos días hemos podido conocer la creación de nuevas agrupaciones de ciudadanos que se organizan para mostrar su rechazo a este tipo de proyectos. Es el caso de la Alianza del Campo de Cartagena para la Ordenación de Instalaciones Fotovoltaicas, que solicita la paralización de estas instalaciones en su ámbito de influencia. O, por ejemplo, la anunciada campaña de las agrupaciones que conforman la España Vaciada para luchar contra las denominadas macro granjas, parques eólicos y fotovoltaicos.

La convivencia entre la necesaria soberanía alimentaria, energética y de materias primas sólo resultará posible cuando el abordaje de los proyectos que la hacen viable se realice mediante criterios ESG desde un inicio. Considerarlos en la planificación con una perspectiva de gestión de riesgos que los identifique también desde el punto de vista de reputación, cómo priorizarlos y gestionarlos, marcará la diferencia entre el éxito o el fracaso de los mismos.

La identificación de los riesgos reputacionales y de los grupos de interés actuales y futuros potenciales es el primer paso que permite identificar los puntos de dolor de los grandes proyectos que darán solución a la necesaria soberanía. Incorporar la tecnología en este proceso es un factor diferencial que ayuda a afinar las posteriores soluciones. Junto a esta identificación, una planificación minuciosa, que permita gestionar las expectativas, acompañará todo el proyecto hasta su puesta en funcionamiento y durante los primeros años.

Antonio GomarizDirector en el área de riesgos de LLYC

Antonio GomarizDirector en el área de riesgos de LLYC